yanelimorales.com
Seguimos viendo el cielo azul.
No mentía. Para él, el cielo era verde, era allí donde habitan todas sus esperanzas. Nunca le creyeron. Hoy mora allí, entre Ángeles, con sus demonios. Con la locura que le hizo beberse la vida. Ho…