thelastjourno.com
Cómo rodear el odio
Era cuestión de tiempo. De por sí, ya es lo suficientemente devastador que el hombre occidental haya de resignarse a la probabilidad de ser, tarde o temprano, víctima de un atentado de radicales is…