sonria.com
Nacimiento | Fundación Sonría
Durante los nueve meses de mi gestación, cuando sólo era un feto, todos mis sentidos ya estaban despiertos y tuve conocimiento de todo lo que mi madre, mi padre y la gente alrededor mío pudieron verbalizar. Del mismo modo, podía sentir las emociones, los “estados de ánimo” de éstos, en particular mi madre con la…