politikaperu.org
Envenenada - Politikaperu
Los grandes ojos divisan el ansia y la tristeza, y bajando la cabeza, sin pensar en la inquietud. Al ronco son de mi gastada lira, vengo a cantar, vengo a cantar, no sólo lo que mi amada mira, en alta mar, en alta mar.