pasionporloslibros.es
La poesía es mi vida
Vicente Martínez Soy como el leñador que termina las jornadas con las manos ensangrentadas de agarrar fuerte el astil, de su hacha, pesada. El tiempo lo va curtiendo le protegen los callos de sus manos cansadas. Tengo el corazón con callos del sufrimiento lo mismo que el