nosinmibarba.com
El día que afeité a mi padre
Mucho tiempo ha pasado desde que cogiera una cuchilla y decidiera afeitarme por completo. Lo único que me afeito son los pómulos, para marcar la barba, y la zona del cuello. Para hacer eso no se necesita mucha maña, la verdad. La vida ha querido que restablezca relaciones con las maquinillas desechables, que les tenga […]