madridmemata.es
Las pruebas de calidad a los músicos callejeros son un puto asco
Madrid, ¡qué penica das! Por suerte siempre habrá quien logre sacarnos una sonrisa.