lmdiaz.com
No aspires a estar siempre preparado, y menos en comunicación
Ante un entorno como el actual, no aspires a sentirte siempre preparado. Es muy posible que ya nunca lo estés, al menos totalmente.