kafcafe.com
Para que nada nos separe, que no nos una nada
Farewell Desde el fondo de ti, y arrodillado, un niño triste, como yo, nos mira. Por esa vida que arderá en sus venas tendrían que amarrarse nuestras vidas. Por esas manos, hijas de tus manos, tend…
Revista Kafcafé