homovelamine.com
VII. EL MÉTODO ULTRARRACIONALISTA
¡Ah de aquellos que aún creen que la razón domina sus actos! Pues sabemos bien que la razón sólo sirve para justificar las pasiones del bajovientre y la obsesiva búsqueda de las carencias infantiles. Por contra, el ultrarracionalista usa la razón noblemente: observa las pautas de comportamiento del Homo velamine, las estira hasta sus últimas…