homovelamine.com
Hacia un buen gobierno para España
El problema de Rajoy es que su poder no ha emanado de Dios, sino del pueblo. Los cientos de miles de clones de María Teresa Campos y Jesulín de Ubrique que pueblan España no pueden legitimar a gobernante alguno, y aquél que asiente su poder sobre semejante base ha de fracasar necesariamente. Tenemos el caso…