homovelamine.com
Buscando el mejor torrezno del mundo: Almagro
Torrezno, tapa de mi vida, grasa de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. To-rrez-no: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde de lo magro para apoyarse, en el tercero, en el borde del tocino. Hrump. Hrump. Hrump. Nuestras lectoras ya estarán familiarizadas con tal exquisitez del Olimpo de…