homovelamine.com
Albacete Beach
"Buenas noches, precioso", pensé mientras se giró suavemente hacia mí y cerró sus intensos ojos. Yo me resistí a dormir: preferí observarle, abrigada por la suave manta. Me recordaba a mi padre: la tersa comisura de sus labios, su poblada cabellera, sus fuertes manos, sus gafas... Por ellas deduje que se llamaba Ray. Sentí su…