granadablogs.com
Y Confucio se quedó sin respuesta…
Tras levantarse, Confucio se dio la vuelta y miró, con sorpresa, que su deposición era clarísima e inequívocamente verde. – ¿Por qué, si anoche no cené espinacas? Era lo malo de ser Confucio:…