granadablogs.com
Ernesto Aurignac nos hizo Monguis
Se le esperaba. ¡Vaya si se le esperaba! Mi Güasap echaba humo: “Ya estoy llegando”, “¡Guárdame un sitio!” o “Se me ha complicado la noche, pero píllame un disco y ya…