granadablogs.com
Acceso a La Ciudad (*)
-Mira, mira a ése… ¿No te parece a ti que…? -Sí. Fijo que sí. Vamos por él. ¡Eh, tú! ¡Tú! ¡Sí, tú! Ven aquí… En ese momento, el tipo echó a correr. No le costó dejar atrás a aquella patrulla…