formacioncatolica.org
VII. «No Tendrás otros dioses delante de mí»
No hemos de adorar a los ídolos, sino al Dios verdadero. Cumplamos de verdad el primer Mandamiento de su santa Ley: Yo soy el Señor Dios tuyo.