formacioncatolica.org
VIII. «Honrarás al Señor Dios tuyo»
¡Yo soy el Señor Dios tuyo!, nos enseña el primer Mandamiento. Como si dijera: Yo soy tu Creador, y tú eres mi criatura, tengo derecho a que, mediante la oración, te dirijas a mí y me des las gracias por todo lo que he hecho contigo.