escribir.com.ar
A VECES, UN SIAMÉS PUEDE DESNUDARTE » ESCRIBIR.com.ar
Tiempo de lectura: 6 minuto/s Ni la humedad ni el frío acobardaron al siamés del departamento vecino. Apuntando las pupilas sobre aquello que le interesaba, hacía horas que iba y venía sobre el parapeto de madera del balcón. Al aquietarse,...