elsecretodeberlanga.com
El verdugo: una denuncia con mucho humor negro
En el año 1963, a pesar de la cara amable que ofrecía al turismo, España seguía siendo una férrea dictadura. Prueba de ello fue la ejecución de Julián Grimau, dirigente del Partido Comunista que había entrado de incógnito en España y que fue acusado por el Franquismo de haber participado en torturas