digo-yo.es
Ilusión | Digo-Yo.es
Los años cambiaron los papeles y, ya ejerciendo como padre, disfruté como nunca viendo a mi hijo paralizado sin saber qué caja abrir primero y, junto a mi mujer, gozar del placer de dar y recibir regalos. Aún hoy, sigue siendo un momento mágico.