ciberquijote.com
Fui por las grullas y me quede por… los cielos. (II)
Como ya apuntaba en mi entrada de ayer. A los tonos sepias y naranjas, siguieron el rojo fuego, tal como reflejo en esta otra instantánea. Hasta que prácticamente todo el cielo quedo teñido de rojo…