chicadelatele.com
No es lo mismo estar muriendo que estar muerto
No es lo mismo estar muriendo que estar muerto. Así resume este artículo de Vox la evolución de un consumo televisivo que, si bien se ha visto reducido en un 16% con respecto al del año pasado en la franja de adultos menores de 25 años y un 9,2% en los adultos entre 25 y 34, está muy lejos de estar muerto. Sí, es cierto que los patrones de consumo disminuyen notablemente en los demográficos más jóvenes, pero también es cierto que este consumo asciende a 93 horas al mes, que son muchas, sobre todo si las comparamos con ...