chicadelatele.com
El debate con ojos televisivos
Algo tan común en otros paises como un debate entre los aspirantes a gobernar es, en España, un acontecimiento. Nunca sabemos si los candidatos aceptarán enfrentarse a las cámaras de televisión, ni cuantas veces aceptarán hacerlo pero, cuando por fin se deciden, el despliegue informativo es mayúsculo, pese a la falta de interés por parte de la población, los efectos casi imperceptibles sobre los resultados de los comicios (que bonita palabra) y lo tremendamente aburrido del formato. Sin embargo, es uno de esos programas en los que, como profesional, tiene que ser un gusto trabajar. Quienes hemos vivido los nervios ...