awellrespectedman.es
Purgatorio
Virgilio y yo seguimos escalando esa gran montaña que llaman purgatorio. Él no deja de mirar la hora en el reloj de bolsillo que guarda en un pliegue de su túnica. Este lugar le resulta extraño, co…