almendron.com
El abismo entre Castro y Fidel
Sus manos son muy blancas y sus dedos son largos, como de brujo. Sus dientes son amarillos. Yo tengo diez años —1999 o 2000— y estoy muy nervioso: de pie frente a un micrófono, él frente a otro. Mi…
Carlos Manuel Álvarez