wp.me
Cuando el cuento de Caperucita Roja acababa mal
Charles Perrault fue el primero que recogió el cuento popular de Caperucita Roja en 1697, incluyéndolo en un libro de cuentos para niños. Más que una historia para niños, la historia que circulaba de boca en bocal, era un cuento de terror destinado a prevenir a las jovencitas de los encuentros con desconocidos.