wenaliteratura.wordpress.com
JUAN SALVADOR GAVIOTA
El amigo que me prestó ese libro ni siquiera debe recordar que lo hizo. Un día, como otro cualquiera, llegó diciendo “es mi libro de cabecera, disfrútalo y devuélvelo.” Así, aunque por …