vivoycoleando.com
Maldito calor y bendita pereza
La condición humana nos hace deliciosamente contradictorios. Así, en Asturias suspiro por recibir baños de sol y ahora en Cartagena suspiro por baños de sombra. El año anterior me sometí al sol de …