vivazapata.net
El talento que no se puede comprar con dinero – Crítica de “Le Mans ´66”
Hay un momento a siete mil revoluciones por minuto en el que todo desaparece. La máquina parece ingrávida y se desvanece y lo único que queda es un cuerpo moviéndose por el espacio y el tiempo. No …