viaxadoiro.com
De como nos quedamos sin ver la “Última cena” en Milán
En nuestro tercer día en Milán descubrimos que no siempre Dios ayuda al que madruga, o al menos no lo hace si el motivo del madrugón es ver su “última cena” en el refectorio de Santa María delle Gr…