viajesalfondodelalsa.blog
HABITUACIÓN, CUAL CEBOLLA RECIÉN PICADA – PARTE V
V. Conocí a un hombre sabio que siempre llevaba consigo un colador. Era su colgante, su única reliquia de una vida anterior. Lo lucía orgulloso sobre su pecho, atado a una cuerda casi raída; casi c…