viajealrededordeunamesa.wordpress.com
Galveston, de Nic Pizzolatto
¨No sé si mi cuerpo recordó de pronto todo lo que me habían hecho, pero el terror me atenazó las pelotas, el corazón y la garganta. Sentí el frío metal del revólver en mi mano y la idea de utilizar…