viajealrededordeunamesa.wordpress.com
Juego de espejos, de Andrea Camilleri
Camilleri me produce felicidad. No lo puedo evitar. No como el sexo claro, no esa felicidad ahogada, húmeda y eléctrica del sexo. Otro tipo de felicidad más reposada, más duradera. A mí Camilleri m…