viajealrededordeunamesa.wordpress.com
Crímenes Exquisitos, de Nieves Abarca y Vicente Garrido
¨El Charlatán se acercó y la abofeteó con fuerza. Ella se mordió los labios, aguantando la ira. Después, con el cuchillo de nuevo pegado al cuello, el violador empezó a lamer lo senos y a morder y …