viajealrededordeunamesa.wordpress.com
El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, de Darío Vilas
¨Ha dejado de luchar. Uno de sus ojos, el que traté de arrancarle, permanece cerrado. El otro es una catarata de lágrimas que se juntan con las babas y la sangre que salen de su boca.¨ Darío Villas…