viajealrededordeunamesa.wordpress.com
Con el agua al cuello, de Petros Márkaris
Aguantar a una mujer como Adrianí es un clavario. Tiene que serlo. Después de leer toda la serie del comisario Jaritos, constato que son escasos, escasísimos los gestos de cariño de Adrianí a nuest…