vaneoro.com
¡Nada como tu café!
¡Nada como tu café! Ese que me sirves el domingo en la mañana, luego de una larga noche de besos, caricias traviesas y juegos incitantes. Lo prefiero caliente porque me provoca tomarlo despacito, s…