unvinomas.wordpress.com
Te cociné una vida entera.
Deshojada, como una margarita, la realidad, la verdad, el cadadía, no nos queda más que lo esencial. Sin lo superfluo, sin corazas ni caparazones, sin nada en qué escondernos, no queda más que lo q…