unsecretogigantesco.com
Sin la caridad, vanidad de vanidades
Hoy me apetece compartir contigo un fragmento de un tal san Máximo Confesor, abad, del cual no había oído nunca nada hasta ayer domingo mientras leía un libro raro. Me pareció muy claro todo lo que…