unsecretogigantesco.com
Eres responsable para siempre de lo que has domesticado
Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se acercó la hora de la partida: -¡Ah!… -dijo el zorro-. Voy a llorar. -Tuya es la culpa -dijo el principito-. No deseaba hacerte mal pero quisi…