unmensajeparati.wordpress.com
Soy el más afortunado…
Como todas las familias, esta se acostumbró a la vida después de la muerte, y seguía siendo buena; y las cosas recobraron sus ritmos tradicionales, estación tras estación, y ya casi son como siempr…