unmensajeparati.wordpress.com
Cuando los padres envejecen…
Querido hijo… querido nieto… El día que me veas mayor y ya no sea yo, ten paciencia e intenta enterderme. Cuando, comiendo, me ensucie; cuando no pueda vestirme: ten paciencia, recuerda…