unlugarparaver.es
CAMINO AL INFIERNO
Ya hice las maletas, guardando en ella todas mis esperanzas, todo el sufrimiento, todo mi profundo dolor. La llené de cuchillos afilados, de pinchos puntiagudos impregnados de veneno.