universoespejo.com
Distinta
Los amores de verano son como la gelatina congelada, tienen algo de infantil, temprano adolescente y también esa impronta otoñal, versión tardía que gusta más de golosinas que champagne. &nb…