uniendopuntos.net
Odiados maestros
Hasta hace no mucho tiempo tuve un temible compañero de viaje. Uno al que podía aferrarme para convertirme en arma punzante, hiriente, para sentirme meritoria de la victoria ante quienes creía mere…