unestudiobiblico.wordpress.com
Los que siguen a la Virgen Maria, gozan de alegría infinita.
Causa de nuestra alegría Ella lo sabe. Se lo recordó a Juan Diego. “¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo? ¿No soy yo la causa de tu alegría?” ¿Quién es esa pers…