unaletratrasotra.wordpress.com
Mi patética adicción
No puedo dejar de comerme las uñas. Disfruto arrancándome pedazos de mi cuerpo con los dientes. Lo hago de forma automática o señalando un objetivo difícil —las mezclas de piel y uña son muy precia…