unaimagenmasmilpalabras.wordpress.com
Oxímoron
Cuando vi mi ceguera, un silencio atronador recorrió inmóvil y atravesó sin tocar mi solidificada alma. En compañía de mi soledad la alegría de mi llanto fue la luz oscura de mi doliente alivio. M…