unaciertadistancia.wordpress.com
Barcelona, 24 agost 2013
Eric Satie no abría nunca las cartas que recibía, pero las contestaba todas. Miraba quién era el remitente y le escribía una respuesta. Cuando murió, encontraron todas las cartas por abrir, y algun…